Skip to main content

Como una total desconexión de las autoridades de este Gobierno con la realidad que estamos vivimos en Chile a raíz de la pandemia, calificaron la presidenta del PPD, Natalia Piergentili, y el secretario general de la colectividad, José Toro, la decisión de llevar a cabo la Parada Militar.

“Es una decisión que resulta incomprensible y sin justificación, cuando Chile lleva un año y medio con toque de queda bajo el argumento de medidas sanitarias, que el Gobierno se decida a hacer la Parada Militar, reuniendo a más de 6.500 efectivos de las Fuerzas Armadas explicó Piergentili.

“Y es que aunque se tengan estrictas medidas de protocolo, para la ciudadanía resulta completamente incoherente que mientras ellos y ellas no pueden abrir sus pymes, tienen restricciones de aforo y reunión que limitan su actuar, su bienestar social y su desarrollo económico, las Fuerzas Armadas operen bajo otro protocolo”, agregó.

Destacando, desde otra perspectiva, lo que esta decisión implica, el Secretario General de la colectividad, José Toro Kemp, enfatizó: “Para nadie es un misterio que la Parada Militar es un gasto institucional relevante. Todos dineros que podrían tener fines sociales cuando sabemos las consecuencias que ha tenido la pandemia en nuestra economía, en los índices de pobreza y en los factores que han aumentado la vulnerabilidad social en el país”.

Y recalcó: “comprendemos que aunque es una tradición de hace más de 100 años, si hay algo que nos ha dejado este período tan difícil para todos y todas, es que más allá de las tradiciones, nuestras prioridades deben estar absolutamente alineadas con el contexto que tenemos hoy, aunque a este Gobierno le cueste leerlo y asumirlo”.

Como mesa directiva creemos que “hacer la Parada Militar es una pésima señal de la manera en que se está gobernando el país”, finalizaron.